Dejar de fumar ….. ( motivos, curiosidades, 1er día )

Dejar de fumar ……. es algo al alcance de cualquiera, os lo aseguro.


Lo primero indicaros que empecé a fumar a los 13 años, en una época en que los padres daban de fumar a sus vástagos varones y era considerado más que normal. Tengo 43 años, así que llevo 30 años fumando.

Empecé fumando tabaco negro, el que fumaba mi padre, y luego estuve unos años fumando rubio, y más o menos a los 18 años ya me volví al negro, y desde entonces siempre tabaco negro.

Mi media en estos años ha sido siempre de más de un paquete al día, épocas de dos diarios y épocas de uno y medio, hace unos 4 meses conocí una marca de tabaco, se llama “Amigos”, son puritos con filtro, que vienen en paquetes de 20, y es tabaco negro, así que me pasé a ellos, la gran ventaja es que se apagan solos, así que si por lo que fuera dejas el cigarro un rato sin chupar se apaga, así las cosas un paquete me duraba más de 24 horas. ( Lo del Ducados y demás es vergonzoso ……, dejar el cigarro un momento en el cenicero y cuando lo vuelves a coger ya se ha consumido casi todo )

El lunes día 3 de Enero de 2011 me levanté echo unos zorros, no había dormido en toda la noche, por culpa de un virus estomacal, una pasa muy común en estos días, que me dejó en casa 48 horas.

Como me encontraba francamente mal tampoco tenia ganas de fumar, y como ya me venía por la cabeza de dejarlo, tanto por el precio del tabaco como por la ley nueva, o por una cuestión de salud, aunque esa última era la que menos pesaba, sinceramente.

Así que ese mismo lunes tan sólo me fumé 10 cigarros, el martes 8, el miércoles 5, el jueves 3 ……. y desde entonces.

Deciros que he llevado siempre el tabaco conmigo, no tener el tabaco cerca me producía mucha más ansiedad y ganas de fumar que llevarlo encima, que muchas veces cogí el paquete y después de pensarlo y sopesarlo me lo volvía al bolsillo sin caer.

En mi caso deciros que han sido unos días de tener el cuerpo un poco “loco” …., cuando tenía muchas ganas de fumar pues o he hecho alguna actividad física, beber mucha agua, y comer muchas mandarinas, a parte leí que eso de la vitamina C es muy importante al dejar de fumar.

Los “ataques” de ansiedad no han sido cosas aberrrantes, ni mucho menos, tan sólo como una sensación muy fuerte de querer fumar, pero nada de taquicardias, vómitos y demás cosas que he leído por internet.

Por cierto, en esto de internet Yo soy de la opinión de que hay mucho “fake” ……, no dudo de que haya gente a la que le haya costado un montón, pero he leído verdaderas barbaridades, gente que dice que ha pasado una agonía, que si es inhumano, que si llevo 4 meses y todavía tengo ataques, que si vómitos, etc, etc, etc …….., como os digo no dudo de que alguien lo haya pasado francamente mal, pero creo que hay mucho comentario echo por personas afines a marcas tabacaleras, estancos, y demás gente que vive del humo.

También es curioso ver los cientos de comentarios que dicen que lo pudieron dejar gracias a tal u otra marca de chicles, parches, etc, etc, y libros de más de un autor ………., se que hay gente que lo ha dejado gracias a estos productos, pero también creo que en internet hay mucho comentario interesado.

Los mejores comentarios que he encontrado con respecto al tema han sido en foros, ya sean de la temática que sean, en los foros los usuarios se conocen de tiempo, y las conversaciones sobre el tema de dejar de fumar son mucho más “normales”.

Volviendo a lo mío, decir que el Viernes día 7 de Enero de 2011 fué el primer día en que no fumé para nada, como ya llevaba varios días reduciendo la cantidad de tabaco pues el día lo pasé francamente bien, y fue por la tarde cuando más me costó el no coger un cigarro. Como os he comentado vasos de agua hasta arriba, mandarinas y me eché a correr un rato, para no pensar en ello.

Por cierto, se piensa MUCHO en fumar …. no te lo quitas de la cabeza.

Mal día decidí para dejarlo, ya que cada viernes nos reunimos con los amigos y nos vamos a cenar, así que imaginaros, los amiguetes, la cena, los cafés ….., y luego las copas ….., buffffffffffffffffffffff, ahí si que me costó horrores, pero me mantuve firme, con una excepción; al final de la noche, cerca de las dos de la madrugada, y cuando ya íbamos de retiro para casa, me encontraba muy nervioso, mucho …., así que saqué un cigarro, lo partí por la mitad, y le dí dos o tres caladas, os aseguro que me calmó al instante, supongo que es como el que se mete un chicle o un parche de nicotina. A parte de esas dos o tres caladas no toqué para nada más el tabaco.

Bueno, ya os he explicado un poco los motivos, las curiosidades, y que tal fué el primer día …., los días siguientes los haré en otras entradas al blog, ya que si no esta sería demasiado larga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: