Dejar de fumar, 2º día, empiezan los cambios …..

enero 9, 2011

Bueno, pues si ya habéis leído la primera entrada sobre esto del dejar de fumar, ya sabréis que de momento la cosa no me iba tal mal.

El segundo día fue el Sábado 8 de Enero de 2011. El día empezó bien, después de almorzar las ganas de echarte un cigarrito eran bastantes, así que a coger aire y a pensar en otra cosa.

Ese segundo día mi cuerpo estaba muy “excitado” …, es como si por dentro estuviera a mil por hora …., me notaba raro, pero tampoco era algo muy molesto, la verdad. Otra de las cosas que me suceden, los “sudores” …, sin venir a cuento empiezas a sudar ……., está claro que es una reacción a la falta de nicotina, mi cuerpo se revela, y a mi me gusta ver estos cambios, porqué significa que realmente me estoy desintoxicando, y eso me motiva más para dejarlo.

Los sudores, pues a parte de la incomodidad propia de sudar pues nada más, y la hiperactividad pues lo resolví manteniéndome activo toda la mañana, colgando cuadros, unas estanterías, etc, etc.

El pensamiento de fumar ya no es tan recurrente como el primer día, y hasta hay ratos en que descubro que no estoy pensando en fumar, ya no es un pensamiento obsesivo, la cosa mejora.

Por la tarde de compras con la familia, y la verdad es que no tuve ya más que un ataquillo de ansiedad, pero nada serio, al llegar a casa, momento de incertidumbre …….

Todos los fumadores tenemos ciertas actividades MUY ligadas a fumar, al acostarse, al levantarse, después de comer, después del café, y Yo tengo una muy común; el Ordenador ………, es sentarse delante del ordenador y ya sin más empezar a fumar …..

Pues al llegar a casa después de las compras, y antes de cenar, pues me fui para el ordenador, y a ver que tal …….., pues que queréis que os diga, o es que Yo estaba muy acojonado o es que no noté nada, pero es que nada, y me metí un par de horitas de ordenata.

Por cierto, al segundo día ya empiezas a ver cambios, por ejemplo el coche me olió fatal, nunca me había dado cuenta o había sido consciente de la olor que deja el tabaco, otra de las cosas relacionadas con los olores es que empiezas a “oler” muchas cosas …, en el super flipé, la cantidad de olores que antes no reconocía o ni siquiera notaba.

A la hora de cenar, pues las cosa “saben” diferentes ….., no se si mejor o peor, como os he dicho llevo desde los trece años fuamando, así que no recuerdo ninguna comida de “antes” de fumar, lo que si que me pasa es que como cosas a las que les espero encontrar un gusto determinado y tienen otro, y la cosa es bastante chocante ……..

Ese segundo día iba a venir una prueba dura, y gracias a ello un golpe de suerte.

Después de cenar llama una familiar que vive en un pueblo cercano, para que fuéramos un rato, estos encuentros con esta familiar, ya sea en su casa o en la nuestra, siempre parten de un mismo patrón:  Charla amena, música, bebida y tabaco, y siempre ha sido así.

Total que llegamos, empezamos a conversar, los primeros cubatas, y comentando lo de la ley del tabaco pues le digo Yo que ya no fumo ……, en un principio ni se lo creyó, y tuvieron que pasar unas horas para que se convenciese.

Pues ya me veis a mi, el segundo día de no fumar, al calor de una mesa, con el cubata en las manos, con una fumadora empedernida a mi lado, y a pasar las horas …….., vamos de infarto !!!!

La verdad es que no me llamó el tabaco, no se si seria por que ya estaba respirando el humo de ella, o por lo que fuera, pero no tuve ganas de fumar hasta ya las cuatro de la mañana …., ya nos íbamos y me encendí un cigarro y …….. PUAJJJJJJ !!!!!!!, fue horrible !!!!, un gusto asqueroso en la boca, la lengua me picaba ……., lo apagué al momento y lo rompí en tres trozos.

Ese fue el golpe de suerte …, como ya os dije, en la anterior entrada, siempre he llevado el tabaco encima, ya que me daba más ansiedad el no llevarlo que el tenerlo cerca, pero después de esa horrible calada lo dejé en el fondo de un armario, y ya no lo he vuelto a llevar encima.

Bueno, ya llevamos dos días sin fumar, en teoría todo lo que he leído por internet dice que lo peor está entre las 24 / 72 horas primeras …, y ya llevo 48, a ver que tal se presenta el tercer día, el día de las 72 horas.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.